Breadcrumbs

Juguetes tóxicos

Escogiendo un juguete sexy y seguro

Los juguetes sexuales pueden ser un gran valor agregado a tu vida sexual, pero nada más porque algo está en barata no significa que sea seguro. A continuación está lo que debes cuidar.

  1. Material. Los juguetes sexuales pueden hacerse de muchos materiales diferentes, que incluyen a la madera, el cristal, plástico perspex y látex. Sin embargo, algunos plásticos contienen algo que se llaman ftalatos. Aunque las investigaciones todavía están en sus primeras etapas, los ftalatos se han vinculado con algunos desordenes de reproducción y algunos tipos de cáncer.* Ve  la segura, escogiendo un juguete que esté libre de ftalatos. El silicón es un material excelente que se calienta a la temperatura corporal y es seguro para usarse dentro del cuerpo. Si tienes algún juguete antiguo que pienses que puede contener ftalatos, pero te gusta, usa un condón en el juguete para protegerte de cualquier producto químico toxico.

  2. Forma: Aunque los juguetes sexuales vienen en muchas formas, desde fálicos hasta 'novedades', asegúrate de que sea adecuado para tu propósito. Verifica el empaque para ver advertencias tales como 'para uso externo únicamente' y observa esos lineamientos de acuerdo con lo que dicen. Si estás experimentando con jugueteo anal, usa solamente algún juguete que se haya diseñado para eso, y asegúrate de que tenga o un cordón o una base amplia para que sea fácil de remover. Los juguetes de forma recta pueden quedarse atorados adentro y necesitar una visita al hospital que probablemente preferirías evitar.

  3. Tamaño: Hay vibradores que están diseñados para uso externo, así que no los insertes dentro de ti, o se puede quedar atorado adentro. Si vas a insertar un vibrador o dildo, asegúrate de que tienes un asidero suficiente para que lo controles todo el tiempo. Por otra parte, si crees que un juguete sexual se ve demasiado grande, no apliques presión en tu cuerpo para hacer que quepa por completo. Tratar de forzar tus límites puede hacer que te lastimes, te irrites y te causes incomodidad general.  Más grande no siempre es mejor.
Ve la segura, escogiendo un juguete que esté libre de ftalatos.